lunes, mayo 29, 2006

Fuente: Blogs HO (Ana Álvarez), 15 sept 2008

¿Quién fue Marie Stopes para merecer un sello postal?



Sello de Marie StopesMarie StopesEl correo británico ha decidido “honrar” con la emisión de un sello postal a Marie Stopes, dentro de una serie de sellos postales dedicados a las mujeres que han realizado “grandes contribuciones” al Reino Unido.

Pero ¿quién es Marie Stopes para merecer un sello postal?

Marie Stopes fue la mujer que inició en los años 20 el gigantesco negocio del aborto en el Reino Unido. Abrió la primera clínica abortista y de “control de la natalidad” en Gran Bretaña y fue -junto a la creadora de Planned Parenthood- uno de los pilares fundamentales del movimiento en favor del aborto.

Pero no sólo se dedicó a promover y cometer asesinatos de niños por nacer. Además, pregonaba la eugenesia. En su libro “Maternidad radiante” abogaba por la esterilización obligatoria de aquellas personas que no fueran totalmente aptas para la paternidad:

“sterilisation of those totally unfit for parenthood (to) be made an immediate possibility, indeed made compulsory.”

También se lamentaba por la abolición del trabajo infantil en las clases bajas, ya que para ella la legislación que prohibía el trabajo infantil y establecía la educación obligatoria hasta prácticamente la edad de entrar en la universidad “extendía constantemente la edad de irresponsabilidad de los jóvenes de las clases bajas y medio-bajas hasta alcanzar el mismo nivel que en las clases medio-altas y altas, prolongando innecesariamente su “juventud”. Toda una lección de clasismo plutocrático.

Pero no se quedaba sólo en eso la señora Stopes. También se dedicó a promover la selección para alcanzar la pureza racial, llegando a desaprobar el matrimonio de su hijo con una mujer miope, y a desheredarlo por ello. Planeó adoptar un niño, pero ponía como condiciones que fuera “completamente sano, inteligente y no circuncidado”.

También admiraba a Hitler, y asistió a un congreso nazi sobre “ciencia de la población” en 1935 en Berlín. Hasta llegó a enviarle a Hitler románticos libros de poemas como “Canciones de amor para jóvenes amantes” con notas encendidas como la siguiente:

“Querido Herr Hitler, El amor es la cosa más grandiosa en el mundo: así que ¿aceptaría de mí estos (poemas) para que la gente joven de su nación los tenga?”

Fomentaba el control de la natalidad (con aborto incluido) en las áreas más pobres y quería hacer decrecer la tasa de natalidad de las clases bajas. También abogaba por la esterilización de los enfermos, alcohólicos, o simplemente aquellos que tuvieran “mal carácter”, porque lo consideraba “esencial para el progreso racial”. Dejó la mayor parte de sus bienes a la “Eugenics Society” (Sociedad por la Eugenesia).

Algunas de sus ideas podemos encontrarlas hoy casi intactas en algunos proyectos de ley que pretenden aprobarse en España mientras los españoles estamos distraídos con la hipoteca. Evidentemente, algunas ideas no pasan de “moda”, sólo se las aggiorna, camuflándolas de “progresistas” con mucho talante.

En Gran Bretaña la polémica está servida, y algunas personas planean protestar devolviendo todo el correo que reciban con el sello de esta mujer.

Enlaces:

Margaret Sanger y el aborto, medio de control social con fines racistas